El secreto del éxito: La clave está en el fracaso

El secreto del éxito: La clave está en el fracasoSi eres de las personas que apenas está comenzando su viaje hacia el éxito o que por el contrario se está preguntando qué ha estado haciendo mal hasta ahora, descubrirá algunas ideas que le harán entender muchas cosas. El dibujante Scott Adams, autor de la famosa tira diaria Dilbert -una crítica ácida y mordaz contra la burocracia, el sistema de las grandes empresas privadas y otros aspectos de la sociedad- ha revelado parte de su experiencia para llegar al éxito y ha indicado algunos tips de las cosas que no se deben hacer.

Adams aseguró que debemos tener cuidado con los consejos sobre las personas exitosas y sus métodos. Para empezar, es importante conocer que las situaciones nunca son iguales, por lo que una técnica que funciona con una persona, no necesariamente funciona con otra. Asimismo, indicó que el caso más peligroso es cuando las mismas personas exitosas dan consejos.

El fracaso debe verse como un camino y no como una pared.
“Es muy común que estas personas digan que deberías “seguir tus sueños”. Esa frase suena perfectamente razonable la primera vez que la escuchas. Aparentemente la pasión da energía, una alta resistencia al rechazo y mucha determinación”.

Sin embargo, no todo parece ser tan bueno, Adams reveló que “cuando trabajaba en un banco avalando préstamos, mi jefe nos enseñó que nunca se le debe hacer un préstamo a alguien que está siguiendo su pasión. Darle dinero a un fanático de los deportes para que tenga una tienda deportiva es una mala inversión porque está en el negocio por la razón equivocada”.

Adams explicó que el mejor cliente es aquel que no tiene ninguna pasión, solo el “deseo de trabajar duro en algo que se vea bien en una hoja de cálculo”. Tal vez este cliente quiera abrir una tintorería o invertir en una franquicia de comida rápida. Aunque parecen cosas aburridas, esa es la persona por la que debe apostar porque debe querer a alguien que quiera hacer dinero y no a alguien que le encante su trabajo.

El dibujante confesó que a lo largo de su vida ha estado envuelto en numerosas aventuras en cuanto a los negocios se refiere. Sin embargo, la mayoría de ellos, esos que más el apasionaban, no funcionaron. Adams explica que la mejor manera de llegar al siguiente nivel es fracasar.

Su proyecto más importante, comenzó como una de las muchas formas que tenía en mente de hacerse rico, por lo que cuando comenzó a verlo como un éxito, su pasión por la caricatura aumentó. “Aparentemente, los proyectos que más me apasionaron, fueron los que funcionaron. Pero, hablando objetivamente, mi nivel de pasión aumentó con mi éxito. El éxito me llevó a la pasión, no la pasión al éxito“.

Adams también asegura que si falla un proyecto, se toma lo aprendido para intentar algo nuevo porque la clave está en repetirlo hasta lograr lo que se quiere y seguir avanzando. El fracaso debe verse como un camino y no como una pared. Es por esto que el autor sugiere olvidarse de la pasión e incluso de los objetivos. La clave del éxito no está en tener objetivos, sino en diseñar un sistema porque este ayuda a buscar continuamente mejores opciones.