Consejos para ser un buen madrugador

Consejos para ser un buen madrugador

Estos consejos para ser un buen madrugador te ayudarán a levantarte con animo cada día, evitando que tu cuerpo se sienta cansado durante todo el día y que sientas la necesidad de ir a dormir durante el trabajo o la universidad. El ritmo de vida que llevamos hoy día hace que la tecnología sea parte de nuestras vidas, las luces led, los televisores, smartphones, tablets e incluso nuestra computadora para trabajar son parte del problema del mal dormir de muchos.

Todo el mundo tiene una lucha diaria contra el sueño a la hora de madrugar, ya sea para ir a clase o al trabajo y para muchos parece ser una guerra perdida diariamente, pero científicamente se ha demostrado que aprovechar las mañanas es el momento ideal para trabajar en la salud y el bienestar de las personas, es por esto que se debe tomar en cuenta que la mitad de los patrones del sueño los determinan nuestra genética y la otra mitad podemos cambiarla nosotros mismos.

Consejos para ser un buen madrugador

La alarma despertadora puede ser tu mejor amiga o tu peor enemiga, si aplazas la alarma del despertador y sigues en la cama “otro rato”, ya perdiste la guerra, puesto que los expertos afirman que los sueños intermitentes que ocurren luego de despertarse la primera vez te van a dejar mucho más agotado que si te levantas de inmediato. Además es necesario establecer horarios que no puedas quebrar, es decir, al levantarte hacer lo mismo todos los días a la misma hora como por ejemplo ejercicios y el desayuno, de esa manera el cuerpo lo tomará como una rutina y en unas pocas semanas reaccionará de forma automática a ella. Por último, la luz solar es muy importante ya que eso le dice al cuerpo que ha comenzado el día y que debe dejar de producir melatonina, cuya hormona es la encargada de la regulación del sueño, con un poco de actividad física durante las mañanas tendrás energía en el cuerpo para el resto del día, un desayuno con suficientes proteínas te permitirán mantenerte despierto, evita consumir pan y más bien comienza por consumir huevos y yogurt.

25 enero, 2017 en | Etiquetas Etiquetas: