Google compra casas prefabricadas para sus empleados

Google compra casas prefabricadas para sus empleados

Google compra casas prefabricadas para sus empleados, esto pues no es un secreto que es difícil tener una vivienda propia sin importar el lugar donde vivas, pero tener una casa en Silicon Valley parece ser algo literalmente imposible o al menos algo que casi nadie puede hacer debido a los altos costos de las viviendas en el territorio de la tecnología.

Luego de la llegada de las mas grandes corporaciones tecnologías del mundo al sur de San Francisco en el estado de California no fue algo que los banqueros y gestores pasaran desapercibido, además de los cientos de profesionales que se sustentan del sector tecnológico han hecho que el sector inmobiliario tomara muy en cuenta los astronómicos salarios de los empleados de empresas como Google, Microsoft o Facebook y que tienen sus sedes en ese lugar, por lo que incluso para muchos el alquilar un dormitorio se ha vuelto un increíble dolor de cabeza.

Google compra casas prefabricadas para sus empleados

Aún cuando nuestra imagen sea solo referencial, Alphabet, como se le conoce hoy día a la matriz de Google, ha decidido dar un frente a este problema dado que hasta a sus empleados les es complicado pagar alquileres precios tan altos.

La gigante de Mountain View ha cerrado un trato para comprar unas 300 unidades de apartamentos modulares (casas prefabricadas de toda la vida) para elevar un edificio que permita a sus empleados vivir en la zona, así lo han confirmado ejecutivos de Google a The Wall Street Journal.

Factory es la empresa de construcción encargada de levantar los apartamentos modulares, un acuerdo que alcanza los 25 o 30 millones de euros. Silicon Valley es el lugar ideal para muchos emprender, sencillo para lograr financiación pero con un altísimo costo de vida.

John Igoe quien es el director de diseño y construcción de Google explicó que cualquier cosa que les permita avanzar en la producción de viviendas de forma efectiva es algo que le interesa a la empresa. Una de las razones por la que el desarrollo de grandes proyectos de construcción modulares en lugares como Nueva York y California han fracasado debido a la burocracia que existe. Los expertos aseguran que el ahorro final de este tipo de proyectos no suele ser tan alto como el que esperan en principio a diferencia de las técnicas de construcción tradicionales.