Qué son los sensores de la Grand Cherokee – ¿Tienes una falla en los sensores de tu Gran Cherokee?

¿Cómo arreglar los sensores de tu Gran Cherokee?

Los Sensores de la Grand Cherokee son dispositivos que le indican a la computadora del vehículo si existe una falla. Los más comunes a revisar suelen ser el sensor MAP, el sensor TPS y el sensor de oxígeno. La Grand Cherokee a partir del modelo ZJ está compuesta por 3 sensores principales.

Alertas en los sensores de la Gran Cherokee

Cuando los Sensores de la Grand Cherokee comienzan a mostrar alertas, debes dirigirte cuanto antes a tu mecánico de confianza. Esto determinará cual pueda ser la falla, revisando los registros en la computadora del vehículo. El mensaje de alerta suele verse al encender en el tablero la luz de control de motor.

Sensores de la Grand Cherokee

Sensor de oxígeno (sonda lambda) de una Jeep Grand Cherokee
Sensor Oxígeno - Sensores de la Grand Cherokee
¿Problema con el sensor de oxígeno de tu Gran Cherokee?

Los sensores de oxígeno, también conocidos como detectores lambda, están ubicados en el sistema de escape y miden la cantidad de oxígeno en el gas que sale del motor. La computadora central de su Grand Cherokee (ECU o PCM) usa esta información para controlar la inyección de combustible y mantener el motor funcionando de manera eficiente sin desperdiciar combustible ni reducir el rendimiento.

El sistema de escape puede tener 1 o 2 sensores de oxígeno, el principal está ubicado en la entrada del convertidor catalítico y monitorea los gases de escape del motor. El segundo (si el sistema lo tiene) está ubicado a la salida del catalizador y se utiliza para monitorear su desempeño. Recuerda que una falla en el convertidor catalítico liberará gases altamente contaminantes a la atmósfera.

Los sensores de oxígeno generalmente comienzan a fallar entre los 90.000 y los 140.000 km, después de lo cual deben reemplazarse. Si no hay problemas, recomendamos no cambiarlo. Recuerde, no es una parte esencial de las ventanas de mantenimiento estandarizadas, pero ayuda a mantener su Grand Cherokee funcionando de manera eficiente, reduciendo las emisiones y prolongando la vida útil del motor.

Los sensores de oxígeno a menudo fallan porque la suciedad se acumula cuando se usa el combustible incorrecto o de baja calidad. Muchas veces la limpieza es suficiente para que vuelva a funcionar.

Síntomas de un sensor de oxígeno Grand Cherokee defectuoso.
Los síntomas comunes de un sensor de oxígeno defectuoso van desde una marcha mínima inestable, mal rendimiento en el consumo de combustible y el encendido de la luz de control del motor.

Sensor MAP de la Jeep Grand Cherokee

Sensor MAP - Sensores de la Grand Cherokee

El sensor MAP mide la presión en el colector de admisión del motor (por donde entra el aire). Si está dañado, reemplácelo ya que no se puede reparar.
MAP significa Presión absoluta del colector. El sensor MAP está ubicado detrás de la válvula del acelerador, generalmente conectado a su carcasa o colector de admisión. El sensor es pequeño, no tiene partes móviles y tiene una pequeña sonda que se introduce en un orificio en el circuito de aire.

El motor constantemente quiere trabajar con succión, pero el acelerador lo impide parcialmente. Esto crea una presión baja (presión «negativa» o vacío) en el colector, similar a bombear aire en una botella de plástico vacía. Mientras más rápido se revoluciona el motor y/o cuanto más se cierra el acelerador, se creará un mayor vacío.

Con base en estos espacios y demás valores adicionales, la Unidad de control electrónico ó (ECU) calcula la carga del motor (sus necesidades) y ajusta la inyección de combustible para mantener un rendimiento óptimo y reducir el consumo.

Síntomas de un sensor MAP Grand Cherokee defectuoso
La luz de control del motor está encendida.
Avería: a veces no se puede arrancar el motor, retraso en la aceleración o desaceleración.
Aumento de las emisiones de gases que salen por el tubo de escape.

Existen otras condiciones que pueden indicar fallas en el sensor MAP, que indicaría que está defectuoso. Como una fuga de vacío, por lo que es importante revisar el circuito de vacío antes de reemplazar el sensor.

Si el sensor MAP de tu Gran Cherokee está dañado, debe reemplazarse por uno nuevo, no repararse.

Sensor TPS de la Jeep Grand Cherokee
Sensor TPS - Sensores de la Grand Cherokee
Un sensor de posición del acelerador, conocido como TPS (sensor de posición del acelerador), es un sensor que monitorea la posición del acelerador y se comunica con la computadora para ajustar la inyección y controlar la mezcla de aire/combustible. Algunos vehículos tienen un sensor similar en el pedal del acelerador, pero se llama «sensor APP».

El sensor está ubicado en la válvula de mariposa. Si tu vehículo es automático, el sensor TPS también afectará el control de la transmisión.

Síntomas de un sensor TPS Grand Cherokee defectuoso
Marcha mínima inestable
Falta de fuerza
Tirones o jalones del motor
la luz de control del motor está encendida
Falla en los cambios, para vehículos automáticos