Síndrome del Túnel Carpiano

Síndrome del Túnel Carpiano

El síndrome del túnel carpiano es una condición que causa daño al nervio mediano, daño nervioso debido a la presión en el túnel carpiano.

El túnel carpiano es el pasaje entre la parte delantera de la mano, los huesos del carpo y el ligamento anular de la muñeca. Por allí pasan los flexores de los dedos y los nervios medianos.

Aunque el síndrome del túnel carpiano puede ser una afección debilitante y angustiosa, los casos más leves pueden tratarse de manera conservadora. La cirugía, por otro lado, es un tratamiento que permite a los pacientes recuperar la movilidad en sus manos de manera efectiva, generalmente sin complicaciones.

Síndrome del Túnel Carpiano

En el 98-99% de los casos, el dolor desaparece y los síntomas mejoran en poco tiempo, dependiendo de la gravedad de la lesión. Durante este tiempo, el dolor y la parestesia se resolvieron, y la neuropatía de la rama cutánea de la mano, luego la rama motora, el nervio mediano, el nervio cubital y el nervio digital común también se resolvieron.

Síntomas del síndrome del túnel carpiano.
Los primeros síntomas de la enfermedad son dolor en el antebrazo y la muñeca, además de aumento de los calambres, entumecimiento y hormigueo en las partes de los dedos pulgar, índice, medio y anular que están en contacto con el pulgar.

Si estos síntomas no se tratan, posteriormente puede haber una ligera atrofia de los músculos de la mano, especialmente la yema debajo del pulgar, y torpeza al manipular objetos que caen de la mano. Examen médico para el síndrome del túnel carpiano. Si el traumatólogo sospecha síndrome del túnel carpiano, estudia la sensibilidad y fuerza de la mano del paciente, así como las posibles causas de los síntomas.

Sin embargo, la electromiografía (EMG) y los estudios de conducción nerviosa o los estudios NEC serán necesarios para confirmar el diagnóstico y evaluar el grado de afectación del nervio mediano. El especialista también puede ordenar análisis de sangre o radiografías si la causa puede estar relacionada con otras condiciones médicas relacionadas.

¿Qué causa el síndrome del túnel carpiano?

Por el túnel carpiano pasan muchos tendones y nervios, especialmente el nervio mediano, que tiene un espacio muy estrecho en la zona central. Si este espacio se encoge aún más por cualquier motivo, la presión en el interior aumenta y comprime el nervio mediano. Aunque las causas pueden ser multifactoriales, se deben investigar posibles trastornos asociados, como:
– Trastornos endocrinos como acromegalia o hipotiroidismo.
– Enfermedades reumáticas como la artritis reumatoide. Enfermedades de almacenamiento como la amiloidosis y la mucopolisacaridosis.
– Tumores como lipomas, hemangiomas y mieloma múltiple. Terapia con esteroides o estrógenos.
– Mujeres embarazadas o lactantes.

Por otra parte, también puede asociarse a trabajos que impliquen manipulación manual repetitiva de la mano y la muñeca y algunas lesiones localizadas (por ejemplo, uso frecuente de herramientas manuales que vibran).

¿Cómo prevenir el Síndrome del Túnel Carpiano?
El síndrome del túnel carpiano es difícil de prevenir. Evita solo situaciones que provoquen movimientos repetitivos, trata de evitarlos.

Tratamiento del síndrome del túnel carpiano
Si el síndrome del túnel carpiano está asociado a otra patología, se debe coordinar el tratamiento con la misma. Si la paciente está embarazada, los casos leves suelen tratarse de forma conservadora. Esto incluirá antiinflamatorios y el resto del brazo, generalmente con una férula por la noche para mantener la muñeca y el antebrazo extendidos.

Si el paciente es crónico, se puede recomendar rehabilitación y, en ocasiones, infiltración de corticoides si los síntomas persisten. En casos más severos, se recomendará la cirugía, que suele ser una endoscopia y es de corta duración.

Se realiza bajo anestesia local o regional a través de una pequeña incisión en la muñeca. El experto diseca el tejido hasta encontrar el nervio mediano y lo libera a través del túnel carpiano a través de una incisión transversal en el ligamento carpiano.

Después de la cirugía, los pacientes deben elevar los brazos con un cabestrillo para evitar el sangrado de pequeñas heridas. Pero al usarlo, es importante que mueva los dedos con frecuencia, no que no doble la muñeca. Es una operación agradecida y normalmente el dolor se resuelve a los pocos días junto con otros síntomas.

¿Qué especialista trata este tema?
Los especialistas en síndrome del túnel carpiano son traumatólogos, aunque también pueden intervenir especialistas en el tratamiento de posibles trastornos asociados.